Theia-centro-oftalmologico-aftalmologoambatotratamiento-para-pterigion-en-ambato

Pterigion

Entre las patologías oculares más frecuentes y conocidas desde más antiguo encontramos el pterigion y su variante menor, la pinguécula. Son crecimientos en la superficie ocular desde la conjuntiva, totalmente benignos por efecto de los rayos ultravioleta (UVB) pero que pueden causar irritación y alteraciones en la visión.

Muchos pacientes acuden a la consulta por presentar “un bulto o tela en el blanco del ojo” que se puede enrojecer e irritar, o crecer “hacia la niña del ojo”. Se trata por lo general de un pterigion.

Theia-centro-oftalmologico-aftalmologoambato-prevencion-para-pterigion-en-ambato

Tratamiento

_

Si hay episodios irritativos, la pinguécula puede requerir colirios antiinflamatorios y lubrificantes. Raramente será́ objeto de extirpación, sólo si se inflaman con frecuencia o por estética. En el pterigion, en cambio, es frecuente la indicación de cirugía. Sin embargo, sigue siendo un problema molesto por su tendencia, a veces recalcitrante, a la recidiva. En las últimas décadas se ha avanzado mucho en el tratamiento del pterigion, logrando reducir notablemente su tasa de recidiva.

Prevención

_

Son más frecuentes en países tropicales y especialmente en zonas de montaña. Estudios epidemiológicos las correlacionan con las dosis de rayos UV recibidas a lo largo de la vida, sea por causa geográfica, profesional o por actividades deportivas, las gafas de sol o incluso llevar sombrero son útiles para su prevención.