Tipos de cataratas en los ojos

En diferentes artículos hemos repasado ya muchos aspectos sobre las cataratas, cómo se diagnostican, cuándo se deben operar y cómo es el postoperatorio. Ahora queremos abordar algo más técnico, pero no por ello menos importante: los tipos de cataratas que ahí. Toma nota, porque lo vamos a explicar de una forma breve para que sea lo más sencillo posible.

Tipología
Podemos identificar todos estos tipos, que pasamos a especificar:

Cataratas seniles: las que se dan en personas de edad muy avanzada, y salen por la propia edad.

Catarata subcapsular: la que se da en la parte trasera del cristalino. Las personas con diabetes o que tomen medicamentos con altas dosis de esteroides corren un riesgo mayor de desarrollar este tipo de catarata.

Catarata nuclear: la que se asienta en la zona central (núcleo) del cristalino. Este tipo de catarata está asociado en mayor medida al envejecimiento.

Catarata cortical: la que se caracteriza por opacidades blancas en forma de cuña que comienzan en la periferia del cristalino y se extienden al centro de forma radial. Este tipo de catarata se da en la corteza del cristalino, es decir la parte que rodea al núcleo central.
Cataratas metabólicas: las que aparecen asociadas a otras enfermedades, especialmente a la Diabetes Mellitus.

Cataratas congénitas: las que están presentes al nacer o que se desarrollan durante los tres primeros meses de vida. Entre sus posibles causas de aparición se pueden destacar condicionantes genéticos o alguna enfermedad sufrida por la madre durante el embarazo, como la rubeola o la toxoplasmosis.

Cataratas traumáticas: las que se producen por traumatismos oculares de cualquier índole, sin importar lo grave que sea la lesión.

Cataratas tóxicas: las que se producen por el uso o abuso de algunos fármacos o tóxicos, como los corticoides.

El tipo de cataratas de cada paciente, será definido por el profesional sanitario una vez que el paciente vaya al oftalmólogo y le haga una exploración exhaustiva. Así, podrá ofrecer un diagnóstico y darle un tratamiento.

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *